Hoy en día los catálogos llevan un índice físico, con el cual se accede de forma fácil a las diferentes secciones y contenidos a través de pestañas.

Este tipo de pestañas o llamados habitualmente en el sector, índices o uñeros pueden ser de varios tipos: rectos, oblicuos o media luna.

Estos índices o uñeros se pueden realizar tanto a hojas sueltas (ej de fichas a insertar en carpetas) como a libros encuadernados.